La fortuna de la Rovoyra Sacrata

08/12/2017

Los topónimos describen o enumeran alguna característica física del lugar que resulta especialmente sobresaliente o relevante. Atendiendo al término "Ribeira Sacra" pensamos en una franja de tierra que baña un río o se encuentra cercana a este y en un territorio sacro. Pero no siempre fue así.

El término Rovoyra Sacrata aparece por primera vez en un supuesto privilegio fundacional del Monasterio de Santa María de Montederramo otorgado por doña Teresa de Portugal, hija del rey Alfonso VI y datado el 21 de agosto de 1124.

En el pergamino se dona un “locum qui dicitur Rovoyra Sacrata, qui est in monte de Ramo, territorio Caldelas”, para la construcción de un monasterio. Se trataba de un robledal cercano que era conocido popularmente —dicitur— como “Robleda Sagrada”, una denominación que nos lleva a pensar en un lugar sagrado de la cultura castreña cuya religiosidad giraba, en gran manera, en torno a los elementos naturales como bosques, rocas y fuentes.

El texto de este diploma fue transcrito en el año 1608 en la conocida Corónica General de la Orden de San Benito de Valladolid, escrita por el padre Yepes.

No sabemos si intencionadamente o por error, este benedictino transcribió el nombre de aquel lugar como Rivoyra Sacrata que traducida como Ribeira Sacra, fue utilizado y popularizado por toda la historiografía contemporánea hasta llegar a denominar un extenso territorio de las cuencas de los ríos Miño y Sil donde, efectivamente, había riberas y una insólita cantidad de antiguos monasterios.


CONTACTO

Dirección: Comercio 6/8. Monforte de Lemos (Lugo). 27400 España

info@ribeirasacra.org (+34) 982 410 968

SÍGUENOS EN: